Hoy comenzamos el camino en otra zona cerquita de Palencia pero en la provincia de Valladolid.  Simancas. Darse un paseo por Simancas supone meterse en un mundo medieval,  distinto, mágico, que recuerda a los cuentos de princesas y dragones.

Varios son los monumentos que se pueden ver paseando por simancas

Por un lado tenemos la iglesiadel Salvador

De hermosa y magnífica arquitectura de mármoles y bóveda de piedra.

Plaza Mayor:

Es una plaza bastante grande, recorrida en su perímetro por típicas casonas con fachadas de ladrillo o piedra, algunas de las cuales ocupadas por restaurantes o tiendas en su planta baja.

Uno de los laterales de la plaza tiene soportales, donde se encuentra la Casa Consistorial y la Casa de Cultura. La plaza está salpicada en su zona central por varios árboles (castaños), bancos para sentarse y un templete de música de curiosa forma semicircular.

El puente Romano

Es una espectacular obra de ingeniería. De perfil plano “a la romana” es una construcción de piedra sillería con 17 ojos de distinto trazado como consecuencia de las diversas épocas en que fue construido y reformado.

 

Y finalmente el Castillo

 

En el siglo XV la familia Enríquez, Almirantes de Castilla, ejercían el señorío de Simancas. Reconstruyeron la vieja fortaleza árabe y de esta época es la capilla. Poco después, los Reyes Católicos la reclamaron para la corona y la convirtieron en prisión de Estado.

Felipe II transformó el castillo en Archivo General del Reino albergando uno de los archivos más importantes de Europa con 35 millones de documentos.

El castillo propiamente dicho se debe a las reformas del siglo XVI, de Juan de Herrera y Francisco Mora. Se proyectó la linterna de la Torre del Obispo con forma acampanada. Hubo más reformas en los siglos XVII y XVIII.

 

Anuncios