Una vez terminada la feria chica de Palencia os proponemos un paseo por el cerrato interior.

Palenzuela fue declarada Conjunto Histórico Artístico Nacional en 1969. En su núcleo urbano se localizan numerosas construcciones de gran interés artístico, tanto civiles como religiosas.

Murallas medievales: La cual aún conserva una de las puertas de la muralla que daba acceso a la villa (conocida como Arco de la Paz) y el puente sobre el río Arlanza.

Castillo de Palenzuela: Construído en mampostería en el siglo XI.

Casco urbano medieval: Donde encontramos casas solariegas, palacios fortificados así numerosos escudos y blasones.

Iglesias de Santa Eulalia: Hoy reducida a restos por el paso del tiempo pero que muestra con esplendor la torre, arcos y basamentos dando lugar a una imagen imponente.

Ermita de la Virgen de Allende el Río: Fuera del núcleo urbano de la villa, de gran belleza y antiquísimos orígenes (se observan arcos y vestigios románicos)

Continuamos nuestro paseo hasta llegar a Cevico Navero donde podemos contemplar:

Iglesia de Nuestra Señora de la Paz: Situada en el centro del pueblo, es románica en su construcción original entre el siglo XII y el siglo XIII conservándose de esta época la portada.

Ruinas del monasterio: El Monasterio de San Pelayo del Cerrato, cuyas ruinas podemos ver a 2 Km. del pueblo, junto a la carretera de Antigüedad, fue construido en el siglo X, llegando a tener posesiones por todo el Cerrato castellano, y en el siglo XVI  fue sede de un colegio de Humanidades.

Viviendas rupestres: En Cevico aún hay algunas viviendas rupestres excavadas en las Cuesta de la Horca; las que tienen una acceso cómodo se usan como merenderos o bodegas, por lo que se mantienen en perfecto estado. Otras, las situadas en la parte alta de la cuesta, se encuentran abandonadas. Algunas de estas viviendas, habitadas hasta la década de los años 60 del siglo XX, se pueden visitar accediendo por un camino que parte de la carretera y nos conduce a un mirador equipado con bancos y barandillas.

La Mata Redonda: Se trata de una encina centenaria que por su tamaño y majestuosidad es emblema del pueblo. Está situada en lo alto de la cuesta de las bodegas.

Corrales: Los corrales que se hallan dispersos por el páramo son muestra de la importancia que tuvo la ganadería en la vida de este pueblo. Son corrales construidos con piedras sin labrar, utilizados en el pasado como refugio para los rebaños de ovejas, mientras los pastores se protegían de la intemperie en un chozo adosado normalmente a una pared del corral, construcción en forma de media esfera, también de piedra, con una pequeña entrada y una salida de humos en lo alto de la cúpula.

A 6 km encontramos Hérmenedes del Cerrato en el que podemos ver la Ermita de la Virgen de las Eras

Continuamos por Villaconancio donde podemos ver:

La iglesia Románica de San Julián

Continuamos por Baltanás que es cabeza de la merindad del cerrato y poseedora de importante arquitectura civil de los siglos XVI y XVIII.

A 7 km está Hornillos del Cerrato con su interesante Castillo de los Enriquez .

La iglesia de San Miguel,

Y finalmente terminamos en Valdecañas de Cerrato donde atraviesa la Cañada Real Burgalesa y se puede ver un curioso chozo de pastor.

Anuncios