Este verano mostramos este embalse como uno de los lugares de ocio y recreo para los bañistas, colocado estratégicamente en la autovía, y en un pueblo donde se puede pasear por los soportales o visitar Sta. María del Castillo entre otras de sus innumerables opciones.  Pero hasta con esta sequía llama la atención. Muchas personas se han acercado en los últimos tiempos a contemplar lo que queda de los pueblos que quedaron anegados por las aguas.

Esta imagen de los niños tirando piedras …

¿quién no ha hecho esto alguna vez ?

Anuncios