Cripta de San Antolín_34000_0003

La parte visigótica del s VII, la más oriental, cubierta con bóveda de cañón de medio punto, rematada por un ábside con columnas. La prerrománica del s XI, de planta rectangular de nave única, 17 metros de largo por 7 de ancho, de cuatro tramos, ábside con bóveda de cañón, sostenida por arcos fajones apoyados en gruesos sillares que hacen de pilastras en los muros laterales, rematada por el tramo recto del Presbiterio y el Ábside. Constituye un ejemplo del prerrománico castellano.

cripta

Según la leyenda, recogida en el cantar de gesta  las Mocedades de Don Rodrigo, estando de caza el rey Sancho III el Mayor  le persiguió un jabalí y el monarca se refugió en una hoya situada en el lugar que hoy ocupa la cripta   de San Antolín. La fiera lo alcanzó en ella y, cuando el rey se dispuso a alancear al animal, su brazo quedó paralizado, lo que le hizo comprender que estaba en lugar sagrado. Tras este suceso, el rey decidió dedicar al mártir una catedral, que se edificó sobre la cripta, donde también había un pozo, que se conserva hasta la actualidad.

 

OTROS DATOS SOBRE LA CATEDRAL

Si se observa la girola por el exterior se puede encontrar una extraña gárgola: El fotógrafo. Data del siglo XIX: Jerónimo arroyo, el arquitecto palentino que se encargó de restaurar la catedral, decidió colocarla en honor a un conocido suyo que falleció realizando unas fotos en el tejado de la catedral.

fotografo catedral de palencia

En 1388 se celebró en la catedral la boda entre los infantes Enrique III de Castilla y Catalina de Lancaster, posteriormente Reyes de Castilla. Existe una tradición que dice que una de las puertas de la catedral, llamada “de los Novios” se debe precisamente a este hecho histórico, suponiendo que fue la que utilizaron para acceder al templo. La nota curiosa es que fueron los primeros en ser nombrados Príncipes de Asturias, así que podemos decir que en la catedral palentina se creó el título de Príncipe de Asturias para el heredero al trono castellano.

Anuncios