Artesanía


La alfarería es el arte de elaborar objetos de barro o arcilla y, por extensión, el oficio que ha permitido al hombre crear toda clase de enseres y artilugios domésticos a lo largo de la historia.

cantaro

En el cercano pueblo de Valoria la Buena se puede visitar el Museo del Cántaro donde se muestra y revaloriza el significado y la importancia cultural que ha tenido la alfarería y los alfareros en la historia de nuestros pueblos y que, por otra parte, necesita conservar su memoria ya que este arte ancestral está desapareciendo.

 

 Cántaro es un recipiente o vasija hecho de barro o de algún metal u otro material impermeable, que sirve para guardar, conservar y transportar líquidos. De forma ovoidal, con la boca y la base de apoyo más estrechas, puede disponer de una o más asas. Se fabrica en diferentes tamaños, sirviendo el mayor —de unos diez litros— como medida

No están pensados para beber lo que les diferencia de sus parientes para agua: botijos, botijas, cantarillas, cantimploras y barriles de campo.

Son las piezas que gozaron de más popularidad, por su carácter insustituible, sobre todo en el medio rural.

varios cantaros

El volumen de producción de cántaros en cada alfar (proviene del término árabe “ALFAHAR” que significa “Barro”) serviría de marca de categoría.

 

Anuncios

El adobe es un material de construcción hecho con arena, arcilla y agua, y, a veces con fibra o material orgánico como paja, ramas o estiércol. Es moldeado en forma de ladrillo y se deja secar al sol. El adobe es conocido por ser un material antiguo capaz de hacer estructuras muy duraderas. Hasta el día de hoy se han preservado construcciones realizadas con ese material, que se encuentran entre las más antiguas del planeta. A veces se hace distinción entre los adobes pequeños, del tamaño de un ladrillo común, y los grandes adobones que pueden llegar a medir 2 metros de largo.

adobe

El adobe ha sido utilizado desde muchos siglos antes de Cristo. Es característico, entre otras, de las regiones secas de Castilla y León donde se añade paja al barro. Las construcciones de adobe se suelen remozar con una capa del mismo barro con lo que dan ese aspecto tan curioso de las casas típicas de Tierra de Campos. Se considera un tamaño aceptable, cualquiera que pueda ser manejado con una sola mano. Sin embargo, se prefiere un ladrillo con más espesor por su capacidad térmica.

DV IMAGE

El adobe tiene la característica de que puede ser moldeado en casi cualquier forma y tamaño, dependiendo de cómo se presione la mezcla. Para los ladrillos más grandes, el adobe puede ir reforzado con paja, estiércol, cemento, barras de acero o madera.

Hay zonas de Castilla como en la provincia de Palencia donde pueden localizarse casi un millar de palomares. Pese al abandono y al consiguiente deterioro a que está sometida esta muestra de arquitectura popular, todavía puede reconocerse su volumen aislado en los campos. En general, se construyen con el material que abunda en la zona. Así en Tierra de Campos se utiliza mucho el barro y el muro de tapial y pasando al interior se descubre que el muro está revestido con adobes de barro que forman pequeñas hornacinas o nidales para las palomas. palomares

 

Una característica importante del adobe es su capacidad termal. En un edificio hecho de adobe, se regula la temperatura interna, permitiendo que en verano se conserve el frescor y en invierno, el calor. Otra ventaja, es que es un material muy fácil de utilizar. Entre sus desventajas, está su debilidad ante los temblores y terremotos. Esa debilidad ha causado muchas pérdidas humanas y también económicas, culturales y patrimoniales. Se le ha reemplazado con materiales como bloque, ladrillos y hormigón.